Producto – Servicio

El desarrollo de un producto o servicio toma tiempo, pues desde la idea hasta su presentación ideal, son muchas etapas, pruebas y aprendizajes. Los productos – bienes tangibles como lápiz, calculadoras y automóviles – y los servicios – bienes intangibles como agencias de publicidad, cortes de cabello y atención médica – se mezclan conceptualmente pues se consumen casi  de la misma manera: cuando compramos una bicicleta,  compramos con ella su manutención y la idea de “transporte con diversión”; ya cuando utilizamos un servicio, un almuerzo en un restaurante, por ejemplo, para recibir nuestro producto, necesitamos el trabajo del mozo, del cajero, de la preparación de los alimentos – bienes físicos -, de la misma comida y de una idea – “comodidad en las diferentes comidas del día”.

Además, existen servicios y productos muy bien delimitados: acompañar ancianos o niños nunca será tan tangible como un cuaderno, así como una lámpara nunca será tan intangible como un proyecto de arquitectura.

Algo que también tienes que tener en mente es que tu empresa solo crecerá de verdad cuando pase a producir y vender más y más unidades del mismo producto. Con eso, los desafíos aumentan: necesitas más mano de obra, más materia prima, más espacio… ¡Tienes que tener cuidado!


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /var/www/html/lacompania.org/wp-includes/functions.php on line 3774