Instrucciones para una muy buena compañía

Algunos conceptos pueden ayudarte a construir una empresa mucho mejor de las que están por el mercado hoy en día. Si piensas solamente en crear un producto que se venda bien, tal vez estés viendo solo una parte del proceso de tener una empresa. Aquí queremos presentarte tres conceptos que te ayudarán en esto.

INNOVACIÓN

Innovación es la palabra del momento entre los empresarios, desarrolladores y otros involucrados en toda esa acción de emprender. Innovación esto, innovación aquello… Pero, ¿sabes qué significa realmente innovación? Innovación es un modo más interesante, efectivo o nuevo de producir algo, ya sea una idea o un bien de consumo. De la bicicleta a la bicicleta eléctrica, de la máquina de escribir a la computadora, de la lámpara incandescente a la de LED, del SMS al WhatsApp… ¿ya lo has entendido, ¿no? De manera más directa, la innovación es la combinación de aquello que las personas desean con la viabilidad de negocio y la posibilidad técnica de que aquello ocurra. Siempre que esas tres características se combinan, nace la innovación.

SOSTENIBILIDAD

Este segundo concepto ya fue la palabra del momento en muchas empresas DELL inicio del siglo 21. Con el argumento de respetar la naturaleza, la idea de la necesidad de sostenibilidad ambiental se ha agotado casi totalmente, dada su aplicación sin ningún criterio.  Por eso, cuando alguien menciona que un producto o empresa es sostenible, muchos reaccionan con desconfianza. Lo que pocos saben es que, además de la sostenibilidad ambiental, existen otras dos: la sostenibilidad social y la sostenibilidad económica.

La sostenibilidad social parte del siguiente razonamiento: ¿cuál es la influencia positiva que tiene tu producto /idea/proceso en la sociedad? Esta busca cambiar estructuras, renovar conceptos y fomentar una discusión sobre cómo contribuir con el crecimiento de las personas que trabajan contigo y de aquellas que consumen tus productos sin impactar negativamente la ganancia de la empresa.

Ya la sostenibilidad económica considera si el producto que el emprendedor desarrolla asegura la supervivencia de la empresa a corto y a largo plazo. Eso se debe a que su empresa es solamente parte de un sistema muy delicado de organismos. Su producto depende del interés del público, el público necesita considerar a su producto como el que ofrece más ventajas entre todos los disponibles en el mercado, el mercado soporta apenas una cantidad específica de productos similares… las posibilidades son muchas y pensar al máximo sobre todas ellas aumentará las posibilidades de éxito de tu compañía.

Cualquier empresa hoy debe basarse en esos tres pilares, y tu compañía no puede ser diferente. Cuando comiencen a surgir las ideas de producto, tendrás que estar atento a este análisis y tener criterio. El éxito de tu emprendimiento puede ser afectado si tomas una decisión precipitada, y nadie (ni tú, ni JA) quieren que eso suceda.

INICIATIVA

Pensar en emprender, como ya lo hemos dicho, es pensar en hacer, en proponer, en desarrollar. Esa es una característica de quien tiene iniciativa, ¿correcto? ¡Correcto! Emprender y tener iniciativa acaba llevando a la necesidad de involucrarse en todos los momentos de la construcción de una empresa. ¿Quieres ser especialista en hacer una única cosa, de una única forma, todos los días? ¿Quieres tener un jefe que decida las cosas por ti? Emprender es exactamente lo contrario: emprender es romperse la cabeza, descubrir problemas, pensar en soluciones… eso, claro, da trabajo y trae muchas responsabilidades. Pero, por otro lado, trae también mucha satisfacción.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /var/www/html/lacompania.org/wp-includes/functions.php on line 3774